CARTA DEL PRESIDENTE INTERNACIONAL TIM BOYD

Queridos amigos,

En estos momentos tan difíciles que el mundo está viviendo, me gustaría compartir con vosotros algunos pensamientos respecto de Adyar y nuestra respuesta frente al Coronavirus.

Afortunadamente, en este momento no tenemos ningún caso conocido de infección entre los residentes y el personal. No obstante, somos plenamente conscientes de que a pesar de que los casos no han alcanzado todavía las cifras más elevadas en India, lo más probable es que pronto se alcancen. Con el fin de hacer lo que nos corresponde para limitar la transmisión del virus hemos tomado varias medidas.

  • Se han suspendido todas las reuniones de la ST y grupos afines en todo el campus.
  • Se han suspendido las horas en las que el campus está abierto para los visitantes locales.
  • Se ha cerrado el Social Welfare Center (SWC) (Centro de Bienestar Social) hasta nuevo aviso.
  • Se ha cerrado el Centro de Formación Vocacional (VTC) hasta nuevo aviso.
  • También se suspenderán en breve todas las principales actividades y proyectos en el campus.
  • Por ahora no se facilitará alojamiento a los visitantes en Adyar.
  • De acuerdo con las acciones gubernamentales, el Instituto de Secundaria Olcott Memorial (OMHSS) y la Adyar Theosophical Academy (ATA) (Escuela Primaria Teosófica en Adyar) permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.
  • La clínica dentro del campus permanecerá abierta y prestando atención sin coste alguno para los residentes y el personal.
  • Cualquier empleado que resulte infectado por el virus tendrá una baja laboral con paga durante su recuperación.

Este es un momento sin precedentes en la historia de la humanidad, para el que no existe ningún tratado ni ningún ejemplo previo. Navegaremos paso a paso.  Esto pasará. Y cuando acabe, seguiremos navegando por las aguas inciertas  por las que este virus nos está llevando. Podemos estar seguros de que será un mundo distinto al otro lado de esta pandemia.

En medio de la confusión, la incertidumbre y la ansiedad del momento, una cosa es innegable. Estamos todos juntos en esto. La interconexión, la interdependencia, es decir, la Unidad, ha traspasado el reino de la especulación teosófica para convertirse en un hecho innegable. Aunque algunos se sientan paralizados por la enormidad de la situación, este momento es una gran oportunidad para quien siga de manera sincera las enseñanzas y la vida. Lo que somos habla tan alto que la gente no puede oír lo que decimos. La posibilidad de la paz frente al miedo necesita demostrarse. Cultivar constantemente un centro de paz en nuestro interior, e irradiar de manera consciente esa paz en la corriente mental y emocional que compartimos tiene un efecto enorme, aunque no se vea. Tanto si nos encontramos aislados, como si estamos en medio de una gran agitación, hay un trabajo que debemos hacer. Y para ello nos hemos preparado.

Termino con las palabras de Martin Luther King Jr.

“Lo que da la talla de un hombre no es lo que hace en momentos de confort y comodidad, sino lo que hace en tiempos de retos y de polémica.”

Que podamos encontrar la reserva interna para enfrentarnos al reto presente y futuro, juntos.

Con mis mejores deseos.

Tim Boyd

16 de marzo, 2020

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *